LA PROPUESTA DE LEY DE LA PAH SE VISUALIZA EN EL PARLAMENTO EUROPEO

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca nos hemos tenido que desplazar hasta el Parlamento Europeo en Bruselas para dar cuenta de la emergencia habitacional que el gobierno del PP trata de ocultar. En el estado español, hay 173 desahucios cada día. Más de 5 millones de hogares sufren pobreza energética por no poder hacer frente a las facturas. Y hasta 7.000 personas fallecen cada año por pobreza energética. Hay vidas en juego, que se encuentran al límite, mientras el gobierno del PP se dedica a bloquear cualquier iniciativa que ayude a proteger el Derecho a la Vivienda. Durante su mandato, han bloqueado hasta 7 leyes que provenían de Parlamentos Autonómicos. Han desregularizado los precios del alquiler, e incluso protagonizado la venta de 1.860 viviendas públicas al fondo buitre Blackstone. La propia ONU sentenció que en el estado español se vulneran los derechos humanos en materia de vivienda. Más aún, recientemente la ONU ha elaborado un informe donde suspenden al gobierno español en materia de los derechos de la infancia, desprotegidos también por los desahucios y la pobreza energética que afecta a los niños.

Nosotras somos conscientes de que el gobierno del PP acude a foros internacionales, como al Parlamento Europeo de Bruselas, para enlistar todas las reformas que han hecho en materia de vivienda. Pero las propias comisiones de seguimiento de las leyes que ha realizado el gobierno del PP, muestran que todas juntas no han sido capaces de dar soluciones a más de 1% de las familias afectadas. En el estado español, el gobierno del PP ha declarado la guerra a los derechos más básicos. Durante todo este tiempo, las familias afectadas han encontrado soluciones organizándose y movilizándose. Desde la creación de la PAH en 2009, la ciudadanía ha parado miles de desahucios poniendo sus cuerpos frente a las viviendas de las personas afectadas. Ha realojado a 4.000 personas en pisos vacíos de la banca mediante acciones de protesta. E incluso han conseguido recabar más del 90% de apoyo social para sus demandas.

Siendo conocedoras de primera mano de que sí se pueden cambiar las cosas, desde la PAH registramos un texto de ley en el Congreso conocido como la Ley Vivienda PAH: que de legislarse, acabaría con los desahucios, regularía los precios del alquiler y garantizaría el agua, la luz y el gas. Desde su registro, cada día más actores se suman a defender la necesidad de que se apruebe esta ley. Cientos de sindicatos y movimientos sociales se han adherido al texto de ley. Más de 100 Ayuntamientos han aprobado mociones a favor. Dentro del Congreso, ya existe una mayoría de fuerzas parlamentarias que apoyan la tramitación de esta ley. Por si fuera poco, hasta la propia relatora de vivienda Leilani Farha, publico que este texto de ley es un ejemplo mundial para garantizar el Derecho a la Vivienda.

En una democracia autentica, la Ley de Vivienda de la PAH sería debatida y aprobada. El gobierno del Partido Popular, encabezado por Mariano Rajoy, veta cualquier propuesta de ley que no sea de su agrado para impedir que se debate en el Congreso. A pesar de ser un gobierno en minoría, que acumula el mayor número de casos por corrupción en toda la Unión Europa, el gobierno podría impedir que existan diálogos democráticos dentro del propio Congreso. Según el reglamento del Congreso, un gobierno sólo puede vetar de manera excepcional una ley si esta afecta a los presupuestos en vigencia. Sin embargo, la Ley Vivienda PAH no afecta a los presupuestos en absoluto. Esta diseñada para que las medidas que puedan afectar a los presupuestos se apliquen en los siguientes presupuestos y no en los que están en vigencia.

Más importante aún, es una ley que fuerza a los culpables a poner recursos para solventar la emergencia: a los bancos a conceder alquileres sociales y a las suministradoras a garantizar el agua, la luz y el gas a las familias. Es una ley que pondría fin a la lógica perversa de traspasar recursos públicos a entidades privadas. Sin embargo, no sería la primera vez que el gobierno del PP veta una ley sin ninguna justificación. Sólo en la última legislatura, el gobierno del PP ha vetado más de 40 proposiciones de ley. Prácticamente ha aplicado la mitad de vetos realizados en democracia en dos años de mandato. Y esta violación de la democracia ha sido posible porque el PP cuenta con el apoyo de un partido político llamado Ciudadanos, que aún siendo conocedores de que el gobierno del PP se salta el reglamento del Congreso, siempre votan a favor de todos sus vetos.

Conocedoras de esta realidad, desde la PAH hemos solicitado una reunión con el gobierno del PP. Hemos tratado de explicarles que no existe ninguna razón para vetar la Ley Vivienda PAH. Que de hecho, el PP esta tomando una deriva antidemocrática cuando arbitrariamente decide si una ley se debate o no, cuando existe un Congreso mantenido por la ciudadanía precisamente para que se debatan leyes. También hemos interpelado públicamente a Ciudadanos, explicándoles que si no dieran apoyo al gobierno, aunque el PP registrará un veto, la Ley Vivienda PAH se podría debatir. Pero de momento, se han mantenido en silencio.

Por eso nos desplazamos hasta el Parlamento de la Unión Europea. Una institución creada para proteger la democracia y los derechos humanos. Una institución que de hecho, ya nos ha dado la razón innumerables veces. Pues el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya sentenció hasta 8 veces que la ley hipotecaria española es anómala, ilegal y violadora de los derechos más fundamentales. También el Tribunal Europeo de Derechos Humanos decreto que es ilegal ejecutar desahucios sin alternativa habitacional. Venimos aquí para que la voz de las familias afectadas sea escuchada por miembros de muchos países. Para que el debate que el gobierno español quiere silenciar en su propio país, comience más allá de las fronteras del estado español. Para dar cuenta de que existen soluciones que las familias, más ejemplares que el gobierno, ya están proponiendo.

Por si fuera poco, nuestras demandas son avaladas por la Coalición Europa por el Derecho a la Vivienda y a la Ciudad y el colectivo Marea Granate, que hoy realizan acciones frente a las embajadas españolas en París, Berlín, Londres, Lisboa, Rumanía y Chipre. En estas acciones, los movimientos participantes están entregando cartas a los embajadores, transmitiéndoles que la ciudadanía de toda Europa esta vigilante de lo que el gobierno español realice en torno al veto.

La ciudadanía del estado español estamos exigiendo equipararnos en materia de derechos con nuestros vecinos europeos. Queremos poder vivir de alquiler como en Francia y en Alemania. Que exista un parque público de alquiler como el que existe en Austria y en Suecia. Queremos que existan mecanismos contra las deudas impagables como en Reino Unido. Queremos que exista una democracia autentica, donde la voz de las familias se tenga en cuenta, donde las propuestas de ley puedan ser debatidas, donde las Constituciones sean respetadas y donde los pactos internacionales de derechos humanos sean cumplidos.

A pesar de que no lo tenemos fácil, las familias de la PAH nos movilizaremos. No vamos a permitir que el gobierno del PP y su aliado Ciudadanos continúen fingiendo que no hay alternativas. Y por eso, tras esta visita al Parlamento Europeo, acudiremos el próximo 3 de marzo a Madrid, la capital del estado español. Familias de distintos territorios del estado se unirán, junto a colectivos, movimientos sociales, sindicatos y asociaciones para señalar al máximo responsable de esta situación: al presidente, Mariano Rajoy. Mientras el gobierno calle, la ciudadanía se movilizará.

¡Sí Se Puede!