La lucha histórica de la PAH apoyada desde Europa

El apoyo a la Ley Vivienda PAH y a la lucha por una vivienda digna, no acaba en España. Los pasados días 27 y 28 de febrero, la PAH, con representación de todos los territorios, viajamos hasta Bruselas para llevar nuestras demandas al Parlamento Europeo. Allí nos reunimos con todos los eurodiputados españoles, a excepción del PP que se negó a atendernos. La recepción de nuestras demandas fue prácticamente unánime tanto por las representaciones españolas, incluso Ciudadanos reconoció que no tenia ningún sentido vetar el debate, como por parte de la mayoría de eurodiputados del resto de países europeos.

También nos reunimos con movimientos sociales de paises como Grecia y Bruselas, donde recibimos una calurosa bienvenida que terminó con una afirmación unánime: “Necesitamos la Ley Vivienda de la PAH en nuestros paises”. Una afirmación que no hace más que reafirmar las palabras de la relatora de vivienda de la ONU, afirmando que esta Ley era un un precedente que sirve para inspirar al mundo.

Paralelamente a nuestra estancia en Bruselas, movimientos sociales de toda Europa apoyaron la Ley Vivienda PAH, realizando una acción en embajadas españolas por todo el continente para llevar un documento y conseguir firmas de apoyo de los embajadores y cónsules en Berlín, Milán, París, Munich, Chipre, Lisboa, Sarajevo, Bucarest. No tenemos más que palabras de agradecimiento hacia la Fundación de Rosa de Luxemburgo, las Mareas Granates, a todos los miembros de la Coalición de Acción Europea por el derecho a la vivienda y la ciudad.

Todo esto es una muestra más de la soledad del Partido Popular, amparado solo por Ciudadanos. De no superar el veto, que tiene fecha tope el 16 de marzo, estaríamos ante una violación absoluta de la democracia española y una evidencia más de la falta de altura política de quienes dicen representar a las familias de este país pero solo se preocupan de los intereses económicos de unos pocos sin tener en cuenta los derechos más fundamentales y las vidas que hay en juego a causa de la vulneración de estos.

Nosotras lo volvimos a demostrar ayer en Madrid donde nos reunimos mas de 7000 personas llegadas de todo el territorio español para dialogar con Mariano Rajoy, que no tuvo la valentía política necesaria para sentarse en nuestra silla y hablar con familias afectadas. Hemos demostrado que si no se sientan a dialogar nos levantaremos y ocuparemos las calles, para lograr con movilización y presión civil llevar adelante lo que desde el Gobierno no son capaces de hacer.

Gracias a todos los que se nos han unido en esta muestra internacional de apoyo a nuestra propuesta de Ley de vivienda. Su apoyo ha sido clave para recordarnos que no estamos haciendo esto solas. Ha sido una convocatoria muy exitosa y no podemos agradecer lo suficiente la ayuda para impulsar un sistema legal más justo en España. Cambiar la política de vivienda de nuestro país, significaría una victoria gigantesca para nuestro movimiento y un bienestar social para toda la ciudadanía.